comunidad recursos escena festival 08 login incubacion contexto
> Home > tecnoescena 08 > Instalaciones (4)

Sensible 2.0, ecosistema textual

de Emiliano Causa, Tarcisio Pirota, Matías Romero Costas

Una instalación interactiva en la que los mensajes de textos (SMS) enviados por el público a través de sus teléfonos celulares, se transforman en organismos que integran un ecosistema virtual.

El público ingresa a una habitación a oscuras, en donde el techo está constituido por una pantalla sensible al tacto de grandes dimensiones (6 m x 2,5 m), a poca altura, y al alcance de la mano. Las formas irregulares, que asemejan figuras orgánicas —como amebas—, plantean una suerte de medio ambiente virtual, que parece transgredir las leyes físicas, a la manera de un estanque natural pero que cuelga del cielo raso. En este espacio, pequeños seres formados por letras y textos se desplazan y desarrollan su breve existencia. El público puede tocar con sus manos esta pantalla (ambiente virtual) e interactuar con estas criaturas virtuales.

Para crear un nuevo organismo, la gente envía un mensaje de texto desde su teléfono celular a un número de teléfono disponible en la instalación. Una vez que la instalación recibe el mensaje, éste se transforma en una criatura que se mueve e interactúa dentro del ecosistema. El mensaje puede ser enviado a la instalación desde cualquier lugar que acceda a la red de telefonía celular, como pueden ser otras ciudades del país, lo que permite que personas que no están en el mismo espacio interactúen con las presentes, por eso la instalación dispondrá de un acceso en Internet que permita a cualquier persona conocer el estado actual del ecosistema.

El ecosistema de Sensible 2.0, se conforma por diferentes tipos de organismos virtuales, cuyos cuerpos están constituidos por texto, que determina las características genéticas de cada individuo, y por lo tanto, sus particularidades físicas, su grado de energía, la manera en que se mueve, se alimenta o se reproduce. Por ejemplo, si dos criaturas contienen palabras comunes pueden entonces vincularse y reproducirse. Cuando dos mensaje se reproducen, los emisores de los mensajes originales recibirán, en sus celulares, los mensajes hijos productos de la reproducción. Por otra parte, cuando dos mensajes no comparten palabras, intentan devorarse, prevaleciendo los mensajes que poseen mayor cantidad de palabras. Sin embargo, estas criaturas pierden palabras durante su desarrollo, lo que los obliga a ir en busca de nuevas palabras para integrar a sus estructuras. A la hora de vincular palabras de distintos mensajes, el sistema utilizará las reglas de asociación de palabras extraídas de los textos escritos por el público hasta el momento, lo que obliga al sistema a incorporar las asociaciones de palabras que utiliza la gente, siendo así un sistema evolutivo que aprende de su experiencia. Independientemente del desarrollo propio de los organismos, el público puede intervenir al tocar esta pantalla sensible —que es ambiente de estas criaturas— alterando su evolución, arrastrándolos, empujándolos o desmembrándolos.

Ficha técnica

Proyecto Biopus
Emiliano Causa
Tarcisio Pirota
Matías Romero Costas

Entrada libre y gratuita


Tags: infrarrojo, instalacion, inteligencia artificial, interactivo, pantalla tactil, processing, sensores

Contacto | Cómo anunciar | en Facebook | en los medios