comunidad recursos escena festival 08 login incubacion contexto
> Home > tecnoescena 08 > Prensa (27)

El fin del espacio

Una construcción diversa del espacio y del tiempo

Este espectáculo, El fin del espacio, cerró el encuentro Tecnoescena 2008.
El recorrido por todas las propuestas nos permite un panorama muy interesante de los vínculos, algunos incipientes, otros afianzados, entre arte y tecnología.
Algunas puestas provocaron cierta polémica como La Pataformosis, otras un desfile más que incesante, y muy merecido, de público como In Vitro.
Pero elegimos detener la mirada en un planteo particular porque creemos que funciona como una maravillosa síntesis de lo que sucede hoy por hoy en este vínculo que mencionábamos.
En primer lugar el espectador desconoce en qué lugar debe ubicarse y, como corresponde, no existen las instrucciones.
Cuatro pantallas, tres músicos, una "usuaria" y en el centro ¿y en el centro? Dos personas rodeadas de cables, teclados, elementos en uso y en desuso, alguno devenido instrumento musical.
Cuando el espectador entra (y es espectador porque no interactúa como sí sucedió en otros casos) algo del universo ya está funcionando. En las pantallas se multiplican las imágenes, aunque lo demás permanece en una quietud expectante.
Poco a poco, los músicos empezarán al tocar, la "usuaria" se relacionará con su mixturada laptop (mitad compu, mitad maniquí, lo que remite a persona pero sólo en alguno de sus aspectos) y los personajes del centro de la escena también iniciarán su hacer música.
La propuesta de iluminación es bastante particular, porque acompaña ciertos cambios.
Para el espectador de teatro, en términos generales, que se apague la luz de sala es indicio del comienzo. Aquí todos prácticamente estamos iluminados de manera relativamente similar porque el espectador está en el medio, como una especie de anillo que rodea el centro y a su vez es rodeado por pantallas y músicos. Ahora bien esto no les impide jugar con la luz y estas modificaciones crean expectativas. Por otra parte, es necesario indicar hacia dónde mirar cuando la "usuaria" actúa.
El mundo que recrean las pantallas es diverso, repetido, cotidiano, desnaturalizado...pero también tiene lugar para los relatos. Podemos reconstruir historias de encuentros, desencuentros, engaños, rupturas. Lugar donde hay nombres propios, o algo que se le parece.
Ya se sabe que la identidad en la web es un tanto inestable.
La "usuaria" es la que nos regala la zona más "teatral" y lo que produce es sumamente atractivo, como lo es el texto que repite de los modos más diversos, mientras escribe, mientras habla por teléfono...
Luego las acciones se repiten con variedades mínimas. Los espectadores no están en el mismo lugar y no perciben las mismas cosas, las pantallas podrán reiterar al infinito pero lo que está en manos de personas se desliza de manera necesaria.
Y así como uno entró con la historia empezada se puede ir con la historia sin terminar porque esa es la idea, una construcción diversa del espacio y del tiempo. Dos variables que se han modificado de una vez y para siempre en función del universo virtual.

Mónica Berman

ELENCO:

Bibiana Aflalo
Sergio Castrillón
Manuel Estrada
Luis González Bruno
Sam Nacht

La obra brindó sus funciones en el marco del Festival Tecnoescena 08

Fuente: http://www.criticateatral.com.ar/index.php?ver=ver_critica.php&ids=1&idn=1484


Contacto | Cómo anunciar | en Facebook | en los medios